• Porque Uruguay tiene una tradición de varias décadas de formación y ejercicio de la psicoterapia a cargo de instituciones que han complementado la formación universitaria con un trabajo sostenido y marcado por el compromiso profesional y la preocupación por una formación sólida en psicoterapia.
  • Porque, en los últimos años, afortunadamente nuestro país ha visto diversificarse el campo de la psicoterapia con la formalización de valiosos aportes desde distintas líneas psicoterapéuticas representadas por diferentes instituciones.
  • Porque cada una de esas instituciones y propuestas terapéuticas configuran una parte de un todo global, en el cual pueden enriquecerce mutuamente en sus aportes, para lo cual necesitan imprescindiblemente de un espacio de intercambio.

Luego de reuniones preparatorias en las que participaron representantes de distintas instituciones y que comenzaron en 1998 y se intensificaron en 2002 y 2003, se firmó finalmente el Acta Fundacional el 3 de junio de 2004 en la ciudad de Montevideo.

 

Que tienen en común las instituciones que integran la federación?
  • Ser Instituciones dedicadas al ejercicio y/o la formación de psicoterapia.
  • Estar registradas como tales ante el Ministerio de Educación y Cultura, en calidad de Asociaciones Civiles con personería jurídica (en caso de aquellas que son socios titulares o fundadoras.)
  • Compartir los fines de la Fedaración y contribuir a lograrlos desde sus diferentes realidades institucionales (en caso de las instituciones adherentes).
  • Estar integrados por profesionales universitarios.
  • Entender que la psicoterapia es un trabajo profesional especializado que requiere de una formación específica de post-graduación.
  • Tener una visión de la psicoterapia como un servicio que se brinda a la población y que debe , como imperativo ético, estar basada en conocimientos científicos y una sólida formación personal y profesional.
  • Estar dispuestas a compartir su experiencia en beneficio del colectivo de la Federación, así como a cumplir las decisiones en cuanto a los requisitos de formación de los psicoterapeutas, normas éticas, etc.
  • Entender que el trabajo psicoterapéutico requiere de una formación continua que no se agota en el aprendizaje del abordaje que se elija desarrollar y que debe complementarse con instancias de aprendizaje e intercambio académico sobre la práctica clínica , incluyendo distintos aspectos que inciden en el proceso terapéutico, tales como la propia persona del terapeuta, los cruzamientos institucionales, familiares, etc.

 

Objetivos
  • Favorecer el desarrollo de la psicoterapia en una visión integrativa que procure jerarquizar los aspectos comunes a las diferentes propuestas técnicas, así como destacar los aportes diferenciados y complementarios de cada una de ellas.
  • Brindar un espacio de encuentro, intercambio y mutuo fortalecimiento entre las instituciones que se dedican a la psicoterapia.
  • Favorecer el intercambio con instituciones de otros países dedicadas a la psicoterapia, a través de la integración a la Federación Latinoamericana de Psicoterapia y al Consejo Mundial de Psicoterapia (órgano consultivo de Naciones Unidas).
  • Oficializar un acuerdo intermiembros en cuanto a los requisitos básicos de la formación en psicoterapia, independientemente de la propuesta teórico-técnica en la que ésta se desarrolle.
  • Desarrollar un código de ética en común referido al ejercicio de la psicoterapia.
  • Generar instancias que permitan al colectivo de profesionales y estudiantes vinculados al tema, así como la población general, conocer la realidad de la psicoterapia en el Uruguay.
  • Proteger los derechos del usuario de los servicios de psicoterapia que se brindan en el pais tanto a nivel institucional como el ejercicio liberal de los profesionales involucrados.
  • Fortalecer a las instituciones miembro a través del intercambio de experiencias en el trabajo institucional y de la protección mutua ante situaciones de riesgo o crisis institucional.
  • Crear un ámbito de discusión, concientización y acción en relación a las características laborales de la profesión de psicoterapeuta, definida en muchos países como insalubre y siendo, por lo tanto, merecedora de especiales condiciones de trabajo y jubilación.
  • Generar una instancia colectiva que facilite el diálogo y la negociación con las instituciones estatales a la hora de una regulación del ejercicio de la psicoterapia, ofreciendo un respaldo a las instituciones miembro en cuanto al respeto por el trabajo institucional desarrollado en estos años.