Michael Phelps.

“La terapia ayudó a salvar mi vida.”

 

Nadador campeón del mundo y 28 veces medallista.
Fue el sueño de todos los estadounidenses hecho realidad y uno de los atletas más exitosos del mundo.

Pero a pesar de todo su éxito, perdió años de su vida hundido en depresión y ansiedad.

Una de cada cuatro personas en todo el mundo experimenta un problema de salud mental y la gran mayoría no reciben tratamiento.

Al igual que Michael, muchos de nosotros luchamos incluso si no lo mostramos.

 

“No había salido de mi habitación durante 5 días.

Me pregunté si quería seguir vivo.

Me di cuenta de que soy la persona más fuerte que conozco, pero me sentía la más débil.”

 

Michael reconoció que no podía manejar la depresión y la ansiedad por sí mismo. Fue entonces cuando decidió buscar ayuda y ver a un terapeuta.

Él acredita esa decisión como la que lo ayudo a salvar su vida.

 

La historia de Michael es una prueba de que obtener apoyo es un signo de coraje, no de debilidad.